Fundación: Año 1952.

Fundadores: Fueron sus principales promotores el grupo de amigos reunidos en la tienda de tejidos de Pedro Gutiérrez Moya al ver procesinar a la imagen del Ecce Homo en la Procesión de las Insignias el Miércoles Santo de 1951, careciendo entonces de cofradía. Fue su primer presidente José María Martínez Aguado, no olvidando a Filomena Poveda Murcia, que adquirió la imagen del Ecce Homo para la Arciprestal de San Martín.

Lugar de culto: El Cristo del Ecce Homo tiene su altar en la Arciprestal de San Martín.

Procesión:

– Miércoles Santo, en la Procesión de la Pasión de Cristo, y Viernes Santo, en la Procesión de la Exaltación de la Cruz, con la imagen del Cristo del Ecce Homo y el misterio de La Flagelación.

– Domingo de Resurrección, en la Procesión del Resucitado, con la imagen de Cristo Resucitado.

Imágenes:

– Cristo del Ecce Homo. Año 1940, J. M. Ponsoda Bravo.

– Cristo de la Flagelación. Año 1953, M. Hurtado Garré.

– Cristo Resucitado. Año 1956, Taller Castellanas (Gerona).

Tronos:

– Trono del Ecce Homo. Año 1952, J. Noguera Valverde.

– Trono de La Flagelación. Año 1998, Taller Hijos de Noguera Valverde.

Historia:

  Nacida de la devoción a una imagen que se hallaba en el Convento de la Purísima y que ya en 1779, se le conocía popularmente con el nombre del “Señor de la Cañica” o “del Balconico”. Participaba en la procesión de las Insignias y en la Ceremonia del Calvario del Viernes Santo en la mañana, erigiéndose como Cofradía en 1952. 

 Era una imagen devanadera, llevaba la caña en la mano cruzada, manos atadas, un pequeño balconico al pie de las andas y una sencilla capa. El actual Cristo del Ecce-Homo donado por doña Filomena Poveda Murcia es obra del escultor valenciano José María Ponsoda, esta magnífica talla data de 1941 y se guarda en la Iglesia Arciprestal de San Martín. 

 Antes de la guerra civil el “Señor de la Cañica” era llevado en unas sencillas andas por cuatro personas que se servían de sus respectivos hijos para que les llevasen las muletas de soporte del paso. El trono actual es de madera dorada del escultor José Noguera Valverde de 1952, restaurado en 1992 por A. Abellán.

 El 28 de junio se estrenó el Ecce-Homo, obra de José Noguera Valverde a expensas de doña Filomena Poveda Murcia. Se financió con limosnas de devotos y el beneficio de una corrida de toros por aficionados locales. 

 Habría que destacar el nombre de Rosarín Pineda, que llevó adelante la Cofradía en los años difíciles, cuando la ilusión de aquellos que fueron formando la junta se fue perdiendo. Rosarín Pineda ha unido su nombre al del Ecce-Homo, designándola la Cofradía a título póstumo Presidenta de Honor y Hermana Mayor Honoraria.

En 1953, Doña Dolores, “La tía Doloricas”, encargó el Cristo de la Columna, obra del escultor Manuel Hurtado Carré de Alquerías. “La tía Doloricas” compró los dos sayones y completó el paso, que fue donado a la Cofradía del Ecce-Homo. Hay dos versiones que atribuyen la autoría de estas dos piezas, una de ellas es al escultor Juan Bravo y la otra a Muntaner. Las imágenes son tallas de madera en tamaño natural, en las que se contrastan la actitud suplicante del Cristo con la de los dos sayones, expresión propia del odio. El grupo escultórico de la Flagelación, ha sido restaurado en el año 2000 por los hijos de José Noguera Valverde.  En 1952.

En 1956 se trajo el Cristo del Resucitado de la casa Castellanos, Serra y Casadevall, S.A. en Olot (Gerona). La imagen fue adquirida por la Cofradía del Ecce-Homo, en el año 2000 fue restaurada por el joven escultor Joaquín Mayans, y en 2011 por Pascual Martínez Alfosea.

Presidente: D. José María Pina Ribera.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies