En la mañana de Domingo de Resurrección se agolpa el callosino en su plaza ‘de la bacalá’ para presenciar un momento de los que se espera cada año.

La Virgen de la Portería se desprende del luto que luce por la muerte de su Hijo tras presenciar que el Mismo sigue entre los hombres.

Este 2020 no ha podido don Francisco Ramón Cayuelas hacer cumplir la labor que le otorga su Cargo como Caballero Portaestandarte; sin embargo nuestros corazones saben que Jesús ha Resucitado. ¡Aleluya!

Os deseamos, tras esta especial Semana Santa, feliz Pascua de Resurrección a todos, que mantengamos todos la salud y que esta situación finalice de la mejor de las maneras.

Fotografía de Jesús Carlos Franco Gómez

Comparte esta noticia!