La noche de Jueves Santo es una noche especial en Callosa.

Todos vecinos salimos a la calle a alumbrar y vislumbrar la escena de Cristo crucificado y su Madre, con la Esperanza de su pronta Resurrección. En penumbra y recogimiento, en Silencio, se recibe la noticia de que el hijo de Dios ha muerto por todos en el mayor acto de Amor conocido en la historia.

Las campanas, de luto, dejan de anunciar las horas y el sonido de la singular campana de madera o matraca anuncian los actos programados por la Parroquia y la Junta Central.

Queremos que este año la tradición perviva, por lo que convocamos que todos, a las 22,45 horas, cuando resuene la campana de madera, salgamos a nuestros balcones con una vela encendida para orar y disfrutar de los sonidos característicos de esta noche tan particular, y guiar así, a Cristo y a María en este trance entre la Muerte y la Vida de Jesús.

Comparte esta noticia!